¿Por qué el estudio del carácter y la autoconciencia posibilitan el crecimiento personal?

El carácter es un conjunto de comportamientos adquiridos, maneras de pensar y sentir la vida que nos ha permitido sobrevivir a la infancia. 

Es el fruto de las experiencias, conclusiones y aprendizajes que el niño adquiere durante los primeros 7-10 años de vida. Con el tiempo se convierten en una suerte de automatismos o formas automáticas de actuar o responder a nuestro entorno.

Esta visión podría confundirse con una óptica determinista y llevarnos a pensar que no tenemos capacidad de cambio sobre nuestro carácter. Por este motivo, recurrimos a la visión de la Gestalt que nos posibilita seguir siendo libres para cambiar. 

El motivo que dificulta que escapemos de automatismos reside en que estos se apoyan en impulsos emocionales cuya profundidad nos los hace imperceptibles. 

La capacidad que la Gestalt nos proporciona para tomar conciencia y asumir la responsabilidad de nuestras emociones, pensamientos y acciones nos puede llevar a espacios de libertad, en los que poder elegir cómo actuamos, eludiando nuestros automatismos. 

Es la lectura ideológica del mundo, siempre igual a sí misma, que cuando entra en movimiento nos lleva a comportarnos de una forma repetitiva. 

Por esto ya no nos estamos adaptando a la situación real y presente, sino que estamos respondiendo con el piloto automático, replicando un temprano aprendizaje que ha quedado fijado en nuestra mente y en nuestro corazón.

La visión de Paolo Quattrini: los eneatipos influyen en la toma de decisiones.

Siguiendo la visión de Paolo Quattrini: los 9 eneatipos no son solo tipos de caracteres, también son funciones psíquicas determinadas, que se ocupan de gestionar y ayudar al ser humano en situaciones especificas. 

Darme cuenta de que Eneatipo me domina, significa darme cuenta de cuál función psíquica ha dado un «golpe de estado» desplazando las demás funciones y ocupando con sus intereses todo el mundo psíquico de la persona. 

Veamos un ejemplo: ¿Qué pasa cuando hay un golpe de Estado?

La mayoría de veces, el aparato militar se encarga de gestionar toda la vida del país (organismo). Entonces, ¿qué ocurre cuando los militares gestionan la Sanidad? ¿Y la Educación? 

Podemos intuir que subordinarán los problemas importantes para el organismo (para el pueblo) en materia de Sanidad y Educación a las exigencias de su naturaleza militar.

Si trasladamos este ejemplo a la terapia, te invito a imaginar qué pasa cuando una persona desarrolla un eneatipo caracterizado por el miedo y este queda al frente de gestionar otros ámbitos de su vida. 

Si el miedo domina la vida de esta persona, probablemente pensará analíticamente en cómo puede defenderse. Parece complicado imaginar a esta persona sintiendo paz, dado que una necesidad de auto-defensa rige su vida. Está claro que todo el mundo psíquico de la persona se vería afectado. Además, el miedo está acompañado habitualmente por su particular ideología (la racionalidad), por su pasión (explicar) y por su actitud (prudencia) entre otras características.

Mi eneatipo no soy yo: el Eneagrama es una herramienta de trabajo. 

El eneatipo con el cual me identifico no soy yo, sí no la manera en la que configuro mi forma de ver, sentir y vivir la vida. Por esto, en el proceso terapéutico y de desarrollo humano, es importante trabajar el carácter y cómo este afecta a nuestras diferentes funciones psíquicas (link en funciones psiquicas) que nos ayudan en situaciones especificas. Cuando utilizamos solo una función, vivir se vuelve difícil.

El trabajo con el Eneagrama en el proceso terapéutico no pretende cambiar el carácter si no adquirir oportunidades para salir de su alcance, por esta razón es de fundamental importancia el décimo punto del Eneagrama: el punto central. 

Según la tradición Sufí, es en el centro del circulo donde es posible dejarse atraer por un único punto.Este décimo punto coincide con lo que en la terapia Gestalt llamamos «el vacío fértil» o sea un lugar en el cual caben todas las funciones psíquicas sin que ninguna tenga el poder absoluto.

Si tienes preguntas sobre cómo la terapia Gestalt combinada con el Eneagrama pueden hacerte crecer emocionalmente, te invito a solicitar una primera sesión gratuita conmigo.

Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Linkedin
Contact us
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Linkedin
Contact us