Soy Cristina Pampurini y en los últimos siete años he sido terapeuta gestalt y coach de decenas de empresarias que querían recuperar las riendas de su vida y de su negocio.

Soy de origen italiano, así que antes de nada, si ves alguna falta de ortografía en la web o en algún mail, ¿serás comprensiva conmigo?

La web me la ha revisado una buena amiga, creo que está bien, sin faltas, pero en los mails se puede colar alguna errata.

Vamos, hablo perfectamente castellano, pero al no ser mi lengua materna, pues a lo mejor ves algo, que sepas que es por eso.

Nací en Sicilia, en Siracusa.

Llevo catorce años residiendo en la provincia de Barcelona, paso consulta online y trato con  mujeres de todo el mundo.

Los cambios son duros, pero ¿sabes la enorme satisfacción que supone lograrlo?

La vida se compone de un sin fin de cambios, nada permanece, solo el cambio es constante.

Dicho esto, ¿por qué considero imprescindible el servicio y el trato 1 a 1?

Hoy en día en internet hay cada vez más y más propuestas de libros y video-cursos para desarrollar tu potencial, conseguir tus objetivos y surfear el cambio.

Con ellos tendrás el mismo resultado que obtuvo Pepe cuando compró un libro de quiromasaje para resolver su dolor cervical: ningúno.

Me he apuntado a tres video cursos de diferentes autores, hay que conocer lo que se mueve, ¡me han parecido tan aburridos!

No les he encontrado beneficio ni los he acabados.

Y mira que me gusta el tema.

Me he dado cuenta que no es la gente que hace estos infoproductos que no sea buena, personalmente no me acaba de convencer el formato.

Ves, la terapia gestalt se diferencia del conductismo y del psicoanalisis por reconocer que el contacto entre cliente y terapeuta es parte de la terapia. En la frontera de contacto con otro ser humano o algo que está pasando en mi vida es donde nacen muchas neurosis. El contacto con el terapeuta apoya las expresiones autenticas y frustra las neuroticas. 

Si eliminamos el contacto estamos eliminando un buen 75% del acto terapeutico.

Lo que queda es un conjunto de ejercicios y teoria que nada tiene que ver con un real camino de transformación.

Está claro que siempre es mejor tener algún conocimiento teorico- intelectual, está claro que “algo” es mejor que “nada”.

Pero si quieres invertir tus energias, tu tiempo y tus esperanzas hazlo con alguien que pueda y quiera acompañarte personalmente.

De la misma manera que llamarias a un masajista para que se ocupara de tus cervicales ¿no?